Paremia

"En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe". Eric Hoffer (1902-1983), escritor y filósofo estadounidense.

Descarga en formato PDF

Descargar artículo divulgativo (PDF)

Descarga en formato eBook y Kindle

Conferencia en video (Canal 56)

Articulo divulgativo

Resumen — La Universidad tiene como principal objetivo formar profesionales de alta calidad científica, humanística y tecnológica que contribuyan con el desarrollo y bienestar de la sociedad. Para ello la Universidad articula sus funciones en base a dos grandes pilares: docencia e investigación. Para formar profesionales con valor, la Responsabilidad Social Universitaria debe ser un elemento imprescindible en nuestras universidades. En esta ponencia presentamos el Proyecto Urubamba, un ejemplo de cómo la Responsabilidad Social Universitaria, articulada a través de la Cooperación Internacional, puede ser un mecanismo válido para promover ese retorno a la sociedad y que la comunidad educativa (profesores, estudiantes y exalumnos) puedan dar respuesta a los retos que se plantean este siglo XXI, en especial, a los más necesitados.

Palabras clave — educación superior, cooperación internacional, responsabilidad social, universidad

INTRODUCCIÓN

La universidad es una institución fundamental en la sociedad, cuyo propósito principal es la generación y difusión del conocimiento. Su importancia radica en su capacidad para formar a individuos, fomentar la investigación y contribuir al progreso de la humanidad. Dos pilares esenciales que sustentan la función de la universidad son la docencia y la investigación.
La docencia en la universidad representa la transmisión de conocimiento y habilidades a través de la enseñanza. Como afirmó el filósofo John Dewey (1938), “La educación no es preparación para la vida; la educación es la vida en sí misma”. La docencia efectiva es esencial para empoderar a los estudiantes y prepararlos para enfrentar los desafíos del mundo real. En este sentido, la universidad cumple un papel crucial al proporcionar una base sólida de conocimiento y fomentar el pensamiento crítico.
La investigación, por otro lado, es el motor de la innovación y el avance en la sociedad. La investigación universitaria busca constantemente nuevas respuestas, soluciones y descubrimientos en una amplia gama de campos, desde la ciencia y la tecnología hasta las humanidades y las ciencias sociales. Los hallazgos de la investigación universitaria tienen un impacto directo en la mejora de la calidad de vida y el progreso de la sociedad en su conjunto.
Existen muchas maneras de articular esa contribución a la sociedad que es la misión de toda universidad. Uno de estos caminos se puede desarrollar a través de la Responsabilidad Social Universitaria. La Responsabilidad Social Universitaria (RSU) es un concepto que se refiere a la responsabilidad que tienen las universidades y otras instituciones de educación superior hacia la sociedad en general. Implica el compromiso de las universidades de contribuir de manera positiva al bienestar de la comunidad y al desarrollo sostenible de la sociedad en la que están insertas. La RSU va más allá de la educación académica y la investigación, y busca integrar a las instituciones educativas en la solución de problemas y desafíos sociales.
La RSU es importante porque reconoce que las universidades no solo tienen la responsabilidad de formar profesionales competentes, sino también de contribuir al desarrollo sostenible de la sociedad y a la solución de sus problemas. Además, la RSU promueve una visión más holística de la educación superior, que va más allá de la adquisición de conocimientos y habilidades, y abarca la formación de ciudadanos comprometidos y éticos.
Este artículo presenta el Proyecto Urubamba, un proyecto de cooperación internacional desarrollado en la Universidad Ramon Llull liderado por La Salle Campus Barcelona y con la colaboración de la Facultad de Psicología, Ciencias de la Educación y del Deporte Blanquerna. Una manera más de acercarla Ciencia a la sociedad, utilizando tanto la docencia y la investigación universitarias como un retorno tangible a las necesidades de nuestra sociedad.

ESTRUCTURA, OBJETIVOS Y ORGANIZACIÓN

El Proyecto Urubamba es un proyecto de Cooperación Internacional universitaria. La Cooperación Internacional desde el mundo universitario tiene como objetivo primordial la transferencia de conocimiento. No pretende de ninguna manera realizar otras tareas que otras entidades ya desarrollan con efectividad.
El Proyecto Urubamba se desarrolla desde PROIDE Campus, la Delegación de PROIDE en La Salle Campus Barcelona, Universitat Ramon Llull. PROIDE es una Organización No Gubernamental para el Desarrollo (ONGD).
PROIDE Campus propone cinco objetivos específicos:
1) Formar pedagógica y tecnológicamente profesorado y alumnado de países con los que colabora la Delegación.
2) Asesorar tecnológicamente en entornos educativos donde colabora la Delegación.
3) Promover y potenciar la formación en valores el alumnado de La Salle Campus Barcelona.
4) Sensibilizar a los alumnos de La Salle Campus Barcelona y a la sociedad en general sobre las situaciones de desigualdad, injusticia y explotación en las relaciones entre países ricos y pobres.
5) Hacer difusión de las acciones y proyectos que se llevan a cabo desde la Delegación para conseguir sus objetivos.
6) Vehicular las sugerencias, las ideas, las iniciativas y las propuestas que contribuyen a la consecución de los objetivos de la Delegación PROIDE Campus.
El Proyecto Urubamba nace el 2013 por la relación que tiene La Salle Campus Barcelona (Universitat Ramon Llull) con el Instituto La Salle Urubamba (Cusco, Perú), una escuela pública gestionada por los Hermanos de las Escuelas Cristianas.
Desde La Salle Urubamba también se pretende dar soporte a las comunidades educativas alto andinas del Valle Sagrado situadas entre 3.500 metros y 4.500 metros de altitud.
Después de mantener un diálogo con los interlocutores de La Salle Urubamba, se definieron unos objetivos que se rubricaron en un convenio de colaboración entre ambas instituciones:
1) Dar soporte tecnológico a la institución.
2) Ayudar a la capacitación del profesorado.
3) Ayudar en la capacitación del alumnado.
4) Dar soporte a las comunidades educativas alto andinas.
5) Fomentar el bilingüismo y preservar la cultura inca.
El Proyecto Urubamba, después de los años transcurridos, se ha estructurado en diferentes líneas de actuación desarrollando 5 proyectos: Haku Wiñay, e-yachay, Kurku Kallpanchay, Willachikuy y Nawi.
Las líneas de actuación promovidas por la universidad están basadas en el cuarto objetivo para el desarrollo sostenible. El cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas busca “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”. Este objetivo se centra en mejorar el acceso a la educación y elevar los estándares de calidad educativa en todo el mundo, con especial énfasis en la igualdad de género y la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad.

PROYECTO HAKU WIÑAY

Uno de los grandes objetivos del Proyecto Urubamba es poder dar soporte a la mejora de la calidad docente. Esto ha de revertir en una mejora de la calidad del cuerpo de docentes que forman parte de las instituciones educativas de la zona. En la misma línea, para poder aunar esfuerzos, incidimos en la capacitación de los estudiantes para dar un valor añadido complementario a su formación y mejorar su motivación.
Así apareció ya desde los comienzos el que hemos llamado Proyecto Haku Wiñay. Haku Wiñay en quechua quiere decir “aprendiendo juntos”. El motivo de este nombre es debido a que en el mundo andino la educación es en doble vía: tú aprendes, yo aprendo. Y esto encaja exactamente con la filosofía del proyecto: el retorno que obtienen los participantes de La Salle Campus Barcelona es tan grande o más de lo que ofrece el proyecto de cooperación internacional.
Durante el desarrollo de este proyecto se han realizado diferentes formatos orientados a poder cubrir todas las necesidades formativas: conferencias, talleres (formaciones de 1 a 3 sesiones de 4 horas de duración cada una) y cursos semipresenciales (formaciones de más duración, entre 80 y 125 horas, combinando una parte presencial y una virtual gracias al uso de una plataforma de gestión del aprendizaje).
Desde el año 2013 hasta la actualidad, se han realizado un total de 3 conferencias, 2 cursos de innovación docente a profesores y 49 talleres formativos, con un impacto en más de 800 personas entre profesores y estudiantes.

PROYECTO E-YACHAY

La palabra yachay significa “aprendiendo” en quechua. La derivación hacia este neologismo que hemos propuesto, e-yachay, es un intento de referenciar el concepto de e-learning en inglés. Nuestro objetivo final es que la tecnología ayude a democratizar el aprendizaje rompiendo barreras.
Este proyecto se desarrolla con el objetivo de crear entornos socioeducativos inclusivos en las instituciones educativas altoandinas del Valle Sagrado de los Incas a través del uso de la tecnología digital. Las comunidades educativas de esta zona se encuentran localizadas en ubicaciones montañosas que superan los 3.800 metros de altitud. Además, no están dentro de una población, sino que aglutinan a alumnado que habita de forma dispersa en dichas zonas altoandinas.
El proyecto e-yachay pretende introducir las nuevas tecnologías en las escuelas de las comunidades altoandinas con el objetivo de mejorar su motivación para el aprendizaje y conseguir una sociabilización inclusiva. El aprendizaje de los alumnos de estos entornos es muy lento debido a diferentes condiciones físicas y psicológicas. Esto a medio plazo dificulta su continuidad en los estudios que después revertirían en la mejora de sus comunidades rurales.
El proyecto e-yachay trabaja con 3 objetivos claros:
1. Dotar a las instituciones altoandinas de una mínima infraestructura tecnológica: esto significa poder crear una sala de cómputo (un aula de informática) para poder desarrollar diferentes actividades relacionadas con los ordenadores.
2. Software educativo: el aprendizaje a través de diferentes programas educativos, muchos de estos basados en juegos, tiene una motivación especial para el alumnado. Ese tipo de actividades los estudiantes de cada uno de los clases van pasando por la sala de computación y trabajando sobre las diferentes plataformas educativas de aprendizaje, desde matemáticas pasado por diferentes disciplinas como pueden ser las ciencias, las lenguas o la creatividad gráfica.
3. Actividades usando una cámara digital: en estas actividades los estudiantes deben realizar fotografías o vídeos de su entorno, aprendiendo a valorar su fauna, su flora, su cultura en general. Una vez recogidas esas imágenes el estudiante debe preparar una presentación, utilizando medios digitales, y posteriormente exponerla al resto de compañeros y compañeras de la clase.
El proyecto e-yachay se inició gracias a un trabajo de final de grado de una estudiante de Ingeniería Informática de La Salle Campus Barcelona (Romero, 20016). A fecha de hoy, se ha intervenido con éxito en 4 instituciones educativas: San José (Pampallacta), Niño Melchor (Huilloc), San Luís Gonzaga (Maras) y Pachamama (Qhillqanqa). Se estima que el proyecto ha beneficiado a más de 25 docentes y 330 estudiantes.

PROYECTO ÑAWI

En el año 2017 se incluyó como novedad la educación visual. Con la colaboración solidaria del Centre Visió i Audiologia, se trabajó para aportar todo lo necesario para analizar la visión a niños y mayores aportando soluciones a problemas optométricos como: miopías, hipermetropías, astigmatismos, vista cansada (presbicia), problemas binoculares y acomodativos (como la visión 3D o la valoración del estrabismo) y visión del color. En zonas situadas a elevadas alturas la radiación ultravioleta puede ocasionar diversos problemas visuales a los cuales se les aportarán medidas preventivas como el uso de gafas protectoras solares. La visión de los estudiantes es un tema crucial y que afecta directamente a su aprendizaje. Un alto porcentaje de las deficiencias en el aprendizaje de los alumnos viene dado por sus problemas de visión no detectados ni corregidos.
Durante los años 2017 y 2018 se realizaron actuaciones en diferentes instituciones educativas altoandinas, así como en la misma población de Urubamba. Los sorprendentes resultados obtenidos y su análisis sirvieron para la publicación de un artículo en el Congreso Internacional World Conference on Information Systems and Technologies (Canaleta et al., 2020).

Tabla 1. Resultados cuantitativos en San José de Pampallacta (2017)

Tabla 2. Resultados cuantitativos en la población de Urubamba (2017)

 

El proyecto incluía unas formaciones en educación visual para estudiantes y familias con un conjunto de recomendaciones que se trasladaban en folletos y también en una reunión en cada centro educativo.
Pero el proyecto no tan solo se limitaba a proporcionar una revisión, sino que en los casos necesarios proveía a las personas de gafas (de sol o graduadas) de las comunidades. La Tabla 3 muestra el total de revisiones realizadas en la campaña de 2018, así como las gafas de sol y graduadas que se proporcionaron a cada institución educativa.

Tabla 3. Resultados cuantitativos de la actuación del año 2018

PROYECTO WILLACHIKUY

El año 2018 se puso en marcha una propuesta que ya se presentó el año anterior en Lima: el plan piloto de comunicaciones NVIS para comunidades aisladas. Se trata de diseñar e implementar un sistema de mensajería básica (similar a Whatsapp) que permita comunicar comunidades aisladas, sin cobertura de los sistemas de telecomunicación habituales.
El motivo por el que a estas comunidades andinas no les llega señal de teléfonos móviles o de radioenlaces convencionales, suele ser a que están situadas en valles sin visión directa a las antenas de estos sistemas de comunicaciones.
La alternativa tecnológica para poder tener, al menos en parte, los servicios de telecomunicaciones de que se dispone en las ciudades, sería los basados en satélites. El problema, en este caso, es el coste de la instalación y del mantenimiento del servicio, normalmente fuera del alcance de sus economías.
La propuesta de este proyecto fue utilizar un sistema basado en la propagación NVIS (Near Vertical Incidence Skywave). Se trata de aprovechar la característica que tiene la ionosfera de reflejar ciertas frecuencias, para superar los obstáculos orográficos. La ventaja de este sistema, respecto los convencionales, es un coste asumible y la no dependencia de operadores de servicios de telecomunicación. La limitación será la de un ancho de banda reducido y la falta de comunicación en algunas horas del día debido al comportamiento variable de la ionosfera.
El proyecto se pudo desarrollar gracias a un Grupo de Investigación que tiene La Salle Campus Barcelona con un emblemático proyecto de comunicaciones en la Antártida y, también, al trabajo previo de un proyecto final de máster (Porte, 2017). Todo ello cristalizó con otro Proyecto Final de Máster (Miret, 2019) que permitió cerrar con éxito la prueba piloto.

PROYECTO KURKU KALLPANCHAY

Kurku Kallpanchay significa en quechua “cuerpo fortalecido”. Quizá sería más exacto usar Kurkunchis, Nunanchis Kallpanchay, que significa “fortaleciendo nuestro cuerpo y espíritu”. Nos estamos refiriendo a un proyecto para trabajar con las comunidades altoandinas a través de la Educación Física.
Los ejes de actuación esenciales se concretaban en las siguientes ideas:
• Respeto máximo por el entorno natural, evitando una colonización de material desconectado del contexto cultural. Se pretendía ofrecer actividades totalmente conectadas con la naturaleza andina, respetando los modestos espacios escolares. El material que debían facilitar tenía que estar en consonancia con la idea de respeto, sin instaurar una invasión de material sofisticado que pudiera resultar pretencioso y sin ningún sentido de uso futuro, cuando los profesores ya no estuvieran con ellos.
• El objetivo de las actividades no tan sólo era mejorar los aspectos condicionales y de salud, en alumnos adaptados a la altura y a correr por desniveles sin dificultad, sino también aspectos coordinativos que incidieran en la motricidad oculta a sus exigencias diarias, para enriquecer su bagaje motor. Además, las tareas debían buscar el desarrollo cognitivo e intelectual de los alumnos, la correcta toma de decisiones, la comprensión rápida de conceptos y, modestamente, acercarnos a su idioma propio, el quechua, introduciendo palabras sencillas en la comunicación.
• Por último, las actividades se debían basar en una relación de confianza entre todos los participantes, enfatizando la empatía y comprensión de sus necesidades culturales y maneras de expresarse. La comunicación sería cercana, respetuosa y apropiada a la edad de los alumnos. Las actividades pretendían romper las barreras de género, jugar todos juntos, integrar a todos los alumnos independientemente de sus capacidades, de tal manera que ofrecieran una manera de participación democrática y solidaria.
El proyecto Kurku Kallpanchay se lleva realizando con éxito y cuneta ya con 4 ediciones (2018, 2019, 2022 y 2023), impactando en las cuatro instituciones altoandinas anteriormente mencionadas y es ya un proyecto consolidado dentro del marco del Proyecto Urubamba.

CONCLUSIONES

Después de 11 ediciones del Proyecto Urubamba (9 realizadas directamente en Perú y otras 2 dando soporte a distancia debido a la irrupción de la pandemia COVID durante los años 2020 y 2021) los objetivos del proyecto se están cumpliendo.
Un impacto directo sobre el cuarto ODS, “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”, se puede constatar por los datos cuantitativos relacionados con el desarrollo de los diferentes proyectos:
• Se han realizado un total de 49 talleres, 3 conferencias y 2 cursos formativos impactando a más de 800 profesores y estudiantes de las instituciones educativas participantes (Proyecto Haku Wiñay).
• Se han realizado 687 revisiones oculares con sus correspondientes acciones de educación visual y se han repartido 734 gafas de sol y 172 graduadas (Proyecto Ñawi).
• Se ha trabajado con 4 instituciones educativas altoandinas impactando en más de 25 docentes y 330 estudiantes (Proyectos e-yachay y Kurku Kallpanchay).
Pero cabe enfatizar también la importancia de otro de los grandes objetivos de retorno o devolución hacia la universidad: la sensibilización de la comunidad educativa universitaria, constituida por estudiantes y profesorado principalmente. En esta línea:
• Ha participado un total de 82 personas en los equipos del proyecto durante las 9 campañas en el Valle Sagrado de los Incas (Cusco, Perú).
• De estas, un 40.2% han sido estudiantes, un 50% profesorado y un 9,8% otro tipo de cooperantes vinculados (alumni, familiares, etc.).
• Adicionalmente, el proyecto tiene un conjunto de colaboradores en la universidad que, si bien no viajan, si participan activamente en el proyecto durante el año, desarrollando diferentes tareas como son la generación de materiales, elementos promocionales, campañas de difusión, etc.
El Proyecto Urubamba ha permitido elaborar un libro que resume la actividad de los primeros 7 años de proyecto (Canaleta et al., 2019), ha publicado 3 artículos en congresos internacionales y alrededor de él se han desarrollado 10 trabajos finales de grado y de máster de los estudiantes. También ha obtenido 3 distinciones en Cooperación Universitaria para el Desarrollo.
Todo esto permite concluir que el Proyecto Urubamba es una herramienta válida para poder aproximarnos a la misión de la universidad: un impacto directo en la mejora de la calidad de vida y el progreso de la sociedad en su conjunto.

REFERENCIAS

[1] Canaleta, X., Villegas, E., Fonseca, D., Zaragoza, R., Villa, G., Badia, D. y Labrador, E. (2020). Ñawi Project: Visual Health for Improvement of Education in High Andean Educational Communities in Perú. Trends and Innovations in Information Systems and Technologies – Volume 3, WorldCIST 2020. Rocha, Á., Adeli, H., Reis, L. P., Costanzo, S., Orovic, I. & Moreira, F. (ed.). Springer, pàg. 570-578 9 pàg. (Advances in Intelligent Systems and Computing; vol. 1161 AISC).
[2] Canaleta, X., Badia, D. Vadillo, J.L: y Maguiña, M. (2019). Proyecto Urubamba, lasallistas sin fronteras en un proyecto socioeducativo inclusivo. ISBN: 978-84-697-4132-O, 1ª edición, Editorial Vanguard Gràfic.
[3] Dewey, J. (1938). Experience and education. New York: Kappa Delta Pi.
[4] Miret, M. (2019). Digital Emergency Communications for the isolated High-Andean communities in Valle Sagrado. Trabajo Final de Máster. Escuela Técnica y Superior de Ingeniería La Salle. Universitat Ramon Llull. Barcelona.
[5] Porte, J. (2017). Desenvolupament d’una plataforma de baix cost per a sensors remots amb tecnologia NVIS. Trabajo Final de Máster. Escuela Técnica y Superior de Ingeniería La Salle. Universitat Ramon Llull. Barcelona.
[6] Romero, Mari (2016). Proyecto e-yachay. Trabajo Final de Grado. Escuela Técnica y Superior de Ingeniería La Salle. Universitat Ramon Llull. Barcelona.

AUTORES


XAVI CANALETA Ingeniero Superior en Informática (Universitat Politècnica de Catalunya) y Doctor en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y su Gestión por la Universitat Ramon Llull. Desarrolla funciones académicas en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería La Salle (Universitat Ramon Llull) desde 2001. Ha sido Vicedecano de Coordinación y Extensión Pedagógica y Coordinador del Grado en Ingeniería Informática. Actualmente es el Director de Innovación Educativa en La Salle Campus Barcelona (Universitat Ramon Llull), coordinador del Máster Universitario en Formación del Profesorado y profesor de Sistemas Operativos (Grado) y de Innovación Docente e Investigación Educativa (Máster). En el campo de la investigación, pertenece a Grupo de Investigación HER (Human-Environment Research) en la línea Technology enhanced Learning. En el área de cooperación internacional ha obtenido el Premio a las Mejores Prácticas en Cooperación Universitaria para el Desarrollo – Aristos Campus Mundus (2015) por el Proyecto Urubamba. Y en el área de la docencia, la distinción Jaume Vicens Vives a la Calidad en la Enseñanza (2019) por el Máster Universitario en Formación del Profesorado. xavier.canaleta@salle.url.edu

DAVID BADIA Ingeniero Técnico de telecomunicaciones, Ingeniero en electrónica y Doctor en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y su Gestión por la Universitat Ramon Llull. Desarrolla funciones académicas en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería La Salle (Universitat Ramon Llull) desde 1983. Ha sido director del Laboratorio de Comunicaciones y Compatibilidad Electromagnética, coordinador de diferentes programas de grado y máster en el ámbito de las telecomunicaciones y la electrónica y actualmente es el Jefe del Departamento de Ingeniería, Animación y Artes Digitales de La Salle Campus Barcelona (URL). Pertenece al grupo de investigación Smart Society, en la línea de Communications. Los ámbitos de investigación más relevantes han estado las comunicaciones ionosféricas y la compatibilidad electromagnética. Como experiencia más singular destaca la participación en tres campañas antárticas en la Base Antártica Española Juan Carlos I. Participa en Cooperación Internacional, concretamente en el Proyecto Urubamba, desde el año 2014. david.badia@salle.url.edu